Saltar al contenido

Ideas de negocios rentables online sin inversión

Los modelos de negocio están en constante evolución. Cada año surgen novedades a las que poder sacarle partido y hacer de ellas tu forma de vida. Es el caso de los más jóvenes, cuyo perfil profesional es cada vez más emprendedor y no tienen miedo a descubrir nuevas fronteras.

Muchas de esas ideas de negocios acaban siendo bastante rentables debido a la poca inversión inicial que se necesita y a los grandes beneficios que se pueden obtener si sabes sacarle partido. Aunque los formatos tradicionales siguen funcionando, lo cierto es que muchos se han visto afectados por la digitalización de nuestros hábitos de consumo y deciden trasladar su formato físico a Internet.

Una de las principales ventajas de esto, es que se puede trabajar desde casa. Basta con tener un equipo informático adecuado y conexión a Internet para emprender. También puede ayudar a conciliar y ahorrar tiempo en los trayectos diarios al trabajo. Aunque esto también trae consigo ciertos aspectos negativos, como no poder relacionarte con tus compañeros y aumentar nuestras capacidades disciplinarias para cumplir con los objetivos marcados.

Si estás pensando en emprender pero no sabes por dónde empezar, te vamos a explicar qué aspectos deberías tener en cuenta si buscas ideas de negocios rentables online sin inversión.

¿Qué negocio montar que sea rentable?

Aunque te vamos a dar algunas ideas de negocio que puedes empezar hoy mismo a plantearte, no se puede obviar que todo proyecto necesita un análisis previo. Debemos tener claro cuál es nuestro perfil profesional y ajustarlo a la realidad.

Para ello, debemos analizar qué tipo de negocio me interesa (si vas a vender un producto o un servicio) y qué recursos tengo para empezar. Aunque el negocio sea online, debemos calcular los gastos fijos que tendremos. Por ejemplo, la tarifa de Internet en casa, de teléfono, servidor y dominio web en caso de requerirlos…

Una vez sepamos qué necesitamos, debemos analizar a nuestra clientela y descubrir una necesidad para nosotros resolverla. ¿A quién va dirigido mi negocio? Para ello, te recomendamos crear lo que se conoce como arquetipo de cliente. A la hora de hacer el arquetipo tenemos que imaginar cómo es nuestro cliente ideal y analizar sus motivaciones, necesidades, comportamientos y estilos de vida. Entendiendo a quién enfocamos el negocio tendremos más posibilidades de que sea rentable.

Por último pero no menos importante, debemos analizar el mercado y la competencia. Aquellos negocios que sean parecidos al nuestro o cuyo producto/servicio esté enfocado al mismo público puede darnos pistas sobre lo que funciona y lo que no.

Las mejores ideas de negocios rentables online sin inversión

Ya sabemos cuáles son los primeros pasos que debemos tener en cuenta a la hora de emprender. Pero, ¿qué tipos de negocio online puedo montar?

Actualmente hay muchos modelos que a simple vista pueden parecer muy atractivos, debemos valorar también sus inconvenientes. Veamos entonces algunas ideas de negocios rentables online sin inversión.

Marketing de afiliación

Seguro que si hablamos de trabajar como comercial tienes una idea bastante clara de cómo funciona. Con un sistema parecido en la versión online tenemos lo que se conoce como marketing de afiliación. Este tipo de negocio se basa en el rendimiento y tiene muchas ventajas.

Tú como afiliado promocionas ciertos productos o servicios de una empresa y ganas una comisión por cada venta, suscripción o visita. Esto ya depende de con quién trabajes, habrá distintas formas de pago:

  • Coste por lead (CPL)
  • Coste por clic (CPC)
  • Coste por venta (CPS)
  • Coste por vista (CPV)

Algunas empresas que trabajan con este sistema son Tradedoubler, Awin y otras más conocidas como Amazon. Una de las ventajas es poder ganar dinero sin tener stock o invertir en servicios. Aún así, debes llevar cuidado pues muchos anunciantes terminan engañando y tu reputación se puede ver mermada por ello. También te recomendamos tener claro tu comisión para luego no tener problemas a la hora de cobrar.

Dropshipping

Si estás pensando en tener tu propia tienda online pero no dispones de recursos físicos y económicos para almacenar los productos, entonces puedes valorar la opción de hacer Dropshipping. Es una de las mejores ideas de negocios rentables online sin inversión que muchos profesionales e influencers utilizan a día de hoy.

Se trata de un modelo de negocio online en el que el envío y la entrega de los pedidos los realiza directamente el proveedor aunque el cliente haya comprado en tu página web o plataforma. De esta manera, no es necesario que dispongas de stock ni tengas que manipular los productos que vendas. Por cada venta recibes una parte de la venta.

Una de las ventajas es que no necesitas comprar un producto hasta que lo hayas vendido y tengas el pago del cliente. También se reducen mucho los gastos fijos que necesitarás mensualmente, prácticamente se reducen a un ordenador, conexión a Internet y tu propia plataforma de venta.

Por contra, tienes que tener en cuenta que en la mayoría de comerciantes de droppshiping se ofrecen márgenes muy bajos. Tendrás que vender mucho para que tu negocio te permita obtener beneficios. Si además te decides a trabajar con varios proveedores debes calcular bien los costes del envío para tu cliente y responder ante cualquier incidencia que pueda surgir. Al no tener tu stock, se puede complicar en caso de errores por parte del comerciante.

Franquicias online

Otra de las mejores ideas de negocios rentables online sin inversión es abrir una franquicia online. Este modelo de negocio es bastante prometedor ya que el comercio y las ventas online no dejan de aumentar. Al igual que el anterior modelo, las franquicias online no necesitan de un local físico para trabajar.

Los gastos mensuales se reducen al máximo ya que solo necesitarás un ordenador, el CMS del e-commerce y tus habilidades para captar clientela. Existen muchos tipos de franquicias online según el sector: tecnología, cosmética, alimentación…

Los principales inconvenientes a tener en cuenta residen en que tú no eres propietario de la marca, por lo que la libertad en cuanto a diseño, publicidad y creatividad se ve mermada. Puedes trabajar con algunas de las franquicias online que hay en España.

Monetizar tu página web

¿Tienes creado tu propio blog personal o página web pero no saber cómo sacarle rentabilidad? Si es tu caso, debes saber que tienes distintas opciones para monetizarla. Es uno de los modelos de negocios más utilizados ya que te permiten construir desde cero tu marca personal.

Independientemente del sector en el que esté construida, existen distintas opciones para ganarte la vida con tu propio blog personal. Aquí tienes algunos ejemplos.

Vendiendo tus productos o servicios

La forma tradicional de negocio trasladado a Internet. ¿Tienes una tienda física y quieres lanzarte al comercio online? ¿Vendes tus servicios en negocios locales pero quieres expandirte sin salir de casa? En estos casos, la opción de venderte directamente en tu plataforma es ideal.

Te permite establecer tus propios costes, envíos y tienes libertad total para construir tu seña de identidad. Además, como los anteriores modelos, la inversión es mínima. Basta con crear una web e implantar un sistema de comercio electrónico en el caso de que vendas productos.

Sin embargo, uno de los contras principales es la necesidad de invertir más tiempo en publicitar y captar clientes para tu negocio. Además, hay que valorar los costes que pueden generar, por ejemplo, los envíos de productos si vas a necesitar de una empresa de mensajería externa.

AdSense

El gigante Google tiene un sistema propio de integración de publicidad con el que poder monetizar tu sitio web o tu canal de YouTube. AdSense es un sistema gratuito con el que implementar anuncios publicitarios de Google en tu blog o plataforma de manera segmentada a tu tipo de audiencia. De esta manera, el anunciante paga por cada click que los usuarios hagan en su anuncio y tu te llevas una comisión.

Este tipo de negocio es más exitoso en casos de webs centradas en contenidos: medios de comunicación, blog personal… Y no resulta tan beneficioso si lo tuyo es el comercio electrónico. Dispones de diferentes tipos de banner que puedes implementar en tu web.

La principal ventaja es no tener que estar pendiente de qué anunciantes se van a publicitar pues Google lo hace de manera automática. En tu contra, debes saber que necesitas generar mucho tráfico en tu web para que este modelo de negocio sea rentable. Los creadores de la web que utilizan AdSense reciben el 68% de los ingresos y Google se queda con el 32% restante. En cuanto a YouTube, el propietario recibe el 55% de los ingresos.

Publicidad privada

Otra manera parecida a AdSense es incorporar publicidad privada en tu web de manera directa. Una vez tengas cierta reputación online, puedes acordar precios con los anunciantes y gestionar tu mismo los pagos y cantidades. La ventaja obvia es que el 100% de esos beneficios son tuyos. Sin embargo, debes tener cierto tráfico en la web para poder cobrar cantidades razonables.

Publicar un libro

Otra idea para montar tu negocio online puede ser publicar un libro. No tienes por qué dedicarte al sector de la literatura o comunicación. Tan solo debes tener claro qué tipo de contenido puedes vender y plasmarlo en un formato ebook.

Por ejemplo, una persona dedicada al mundo del fitness puede crear un libro de recetas proteicas y venderlo en distintas plataformas. Además, existen web donde publicar y vender tus libros de manera gratuita. Algunas son Lulú, Bubok y CreativeSpace de Amazon.

También dispones de los servicios de La Casa del Libro para vender tus creaciones. Aún así, puedes sacar más rentabilidad si vendes tu mismo el libro online, ya sea en tu página web o en distintas redes sociales. La principal ventaja de esto es que recibes el 100% del dinero aunque debes invertir en tiempo y formación para crear el ebook.

Formarte como redactor de contenidos

Uno de los trabajos que más se demandan actualmente dentro del mundo del marketing y la comunicación online es el perfil del redactor de contenidos. Formarte como Copywriter puede ser una buena opción si lo tuyo es el mundo de la escritura.

Puedes ofrecer tus servicios como autónomo en diferentes redes sociales o publicar un portfolio online en tu página web. Tu mismo serás el que decida cuánto cobrar por contenido o tiempo. Para que te hagas una idea, dependiendo de tu experiencia profesional un redactor de contenidos amateur cobra 6 cnt por palabra. Sin embargo, puedes establecer tus propias tarifas como freelance y cobrar por objetivos o tiempo.

El principal inconveniente es tener que darte de alta en autónomo y pagar las tasas si finalmente decides trabajar por cuenta propia. Además, necesitas formación específica en este ámbito y contar con que existe actualmente una alta competencia.

Crear cursos online

Por último, te proponemos crear y vender tus cursos online. Seguro que con tus conocimientos eres capaz de vender cierta formación que pueda servir a otros que se estén iniciando en el mismo sector. Puedes elegir el formato del curso y venderlo a través de distintas plataformas.

Algunas de ellas son muy conocidas, como Udemy, Doméstika y Hotmart. Estas plataformas se quedan con un porcentaje de cada compra que hagan de tus cursos, aunque son espacios muy conocidos y la promoción interna es un aspecto a tener en cuenta. Sin embargo, al igual que en los anteriores modelos de negocio, puedes utilizar tu propia web y sacarle la máxima rentabilidad.