Saltar al contenido

Cómo crear un curso online en 10 pasos

Cómo crear un curso online en 10 pasos

Hoy vamos a darte los mejores consejos sobre cómo crear un curso online en 10 sencillos pasos.

Antes de adentrarnos de lleno en el contenido que nos interesa, debes tener presente ciertos aspectos que deberá tener tu curso para que sea todo un éxito:

  • Intenta que sea corto. Es cierto que en algunos casos la extensión de los cursos es necesaria debida a la temática que se trate. Pero, por regla general, los cursos rápidos suelen atraer a un público mayor.
  • Debe ser muy específico. Intenta destacar de la competencia y ofrecer conocimientos sobre un tema muy concreto y demandado por los usuarios.
  • Demuestra tu profesionalidad ofreciendo recursos técnicos. Prácticamente toda la información que necesitamos o buscamos está en internet. Demuestra que puedes ofrecer algo relevante desde tu experiencia profesional.

Cómo crear un curso online en 10 pasos

Con esta guía te darás cuenta que es muy importante antes de lanzar un curso haber analizado el terreno donde vas a competir. Y más ahora que la mayoría de los sistemas de enseñanza se realizan online.

Además, te presentamos dos plataformas donde poder subir tu curso y generar ingresos pasivos en internet para llegar a vivir de ello. No es tarea fácil pero con nuestros consejos seguro que lo logras.

Veamos entonces cómo crear un curso online en 10 pasos:

1. Qué vas a enseñar

Seguramente tengas en mente el contenido que pretendes subir a internet. Da igual de qué temática se trate, seguro que hay usuarios buscando esa información. Lo que tienes que definir muy bien es la temática del curso.

Huye de materias genéricas que todo el mundo puede encontrar a golpe de click. Debes profundizar y ser concreto para que tu público objetivo esté dispuesto a pagar por él.

Por ejemplo, si dominas el área del marketing digital, no hagas un curso sobre cómo gestionar redes sociales. Un buen ejemplo sería cómo ganar dinero en TikTok o cómo vivir de Instagram.

En el caso de que abarques temas amplios, haz que tu método de enseñanza sea innovador, cercano y captes la atención de tu audiencia.

2. Define tu target

¿A quién va a ir dirigido tu curso? Es una de las preguntas más importantes que debes hacerte si buscas crear un curso online. Además, del tipo de contenido, los usuarios a los que pretendes llegar son esenciales.

Pero, si hay una pregunta clave a la hora de analizar a la audiencia es: ¿Qué necesidades tiene y qué puedo hacer yo para resolverlas? 

Investiga sus gustos, las temáticas más buscadas en internet y lo que vende la competencia. Esto es un buen recurso para ver qué es lo que buscan los usuarios en cuanto a formación online.

También debes saber dónde residen los usuarios (puede ser un país, una zona demográfica o a nivel mundial) y su perfil socioeconómico (jóvenes, trabajadores, padres que buscan cursos para sus hijos…).

Hay algunas herramientas, como Google Analytics o Twitter Analytics, que te pueden servir de ayuda para saber qué necesidades tienen los usuarios y encontrar el modo de resolverlas.

3. Escoge el tipo de curso

Una vez tengas claro los pasos anteriores, puedes pasar al siguiente. Actualmente hay cursos de todo tipo y formato: vídeo, texto, presentaciones, en directo…

Atendiendo a las necesidades de los usuarios y al contenido que vayas a tratar, debes elegir el formato que mejor se adapte a lo que quieres explicar.

No es lo mismo algo muy teórico como puede ser un curso de veterinaria online especializado que algo más práctico como posicionamiento SEO.

También dependerá mucho de los recursos que tengas y de tus conocimientos sobre edición de vídeo o redacción. Intenta en cualquier caso que sea lo más dinámico posible y que la presentación sea llamativa para tu público.

Escoge el tipo de curso

4. Estructura los contenidos del curso en temas

Muchas veces, cuando intentamos explicar un determinado tema a alguien terminamos yéndonos por las ramas. Esto puede generar aburrimiento en el espectador y reportarte críticas negativas que perjudicarán tu imagen como profesional.

Por eso, el siguiente paso será estructurar bien los contenidos. Sé claro, conciso y esquematiza bien todo lo que pretendas enseñar.

Esta estructura la puedes dividir en diferentes temas que serán el escaparate para que los usuarios se decidan si quieren gastar su dinero en tu curso o no.

Utiliza títulos llamativos, con llamadas a la acción y que cada uno tenga relación con los anteriores.

5. Haz un guion

Antes de pasar a la acción, falta un último paso: el guion.

Aunque no lo creas, casi todos los cursos, vídeos de YouTube, presentaciones, Webinars… están guionizados. Es la manera más sencilla de transmitir profesionalidad a los alumnos y evitar cometer errores.

En el caso de que tu curso sea retransmitido en directo, puedes utilizar algunas herramientas tipo Teleprompter (como los presentadores de la TV) para seguir tu guion como EasyPrompter o Cueprompter.

¡Practica, practica y practica! Aunque pretendas leer parte del contenido, es mejor ensayar antes de ponerte a grabar tu curso online.

6. Calidad de grabación y audio para cursos online

Si has elegido la modalidad de vídeo, una de las más demandadas, debes tener en cuenta que la calidad del mismo debe ser la de mayor calidad posible. Un curso en vídeo con una pésima calidad no será bien recibido por tu audiencia.

Lo mismo pasa con el audio. Utiliza un micrófono y comprueba que todo funcione correctamente. Cuanto más profesional sea, mejores reseñas recibirás.

7. Dónde grabar y mejor iluminación

La iluminación y el escenario para tu curso online es esencial. Si por ejemplo vas a utilizar un modelo de presentación mientras aparecer en un recuadro pequeño en la pantalla para ir explicándolo (tipo gamer) procura que el fondo no llame mucho la atención.

Tu objetivo es que el usuario se quede con el contenido.

Si no hay buena luz, no transmitirás confianza. Por tanto, prepara un buen set de luces sin llegar a encandilar o dejar demasiado blanca la imagen.

8. Los mejores programas para editar vídeos gratis

Una vez hayas grabado todo tu material, llega la hora de editarlo.

En el caso de que tu curso sea en formato vídeo, hay varios programas fáciles de utilizar que dan buenos resultados en la edición de vídeo. Dentro de los gratuitos, puedes utilizar Blender, de código abierto, Lightworks, el más potente dentro de los gratuitos o Shotcut, con soporte para 4k.

Estos son algunos de los más utilizados, por ejemplo, por los creadores de contenido en YouTube. También tienes otras opciones de pago como Adobe Premiere o Filmora que dan muy buenos resultados.

Los mejores programas para editar vídeos gratis

9. Crea un curso online en WordPress

Todo listo. Ya tienes tu curso creado, editado y listo para sacarlo al mercado. La pregunta es: ¿Dónde vendo mi curso?

La mejor decisión sería abrir tu propia página web junto a redes sociales para promocionarte tú mismo y poder obtener el 100% de los beneficios. De hecho, es una de las mejores opciones para ganar dinero desde casa y poder generar ingresos a la larga.

En este caso, el CMS de WordPress es muy buena opción por las capacidades de personalización que te ofrece y la sencillez a la hora de publicar contenido.

Para crear tu propio sitio web necesitarás contratar un hosting y un dominio personalizado. No es profesional utilizar extensiones tipo tusitioweb.wordpress.com o tusitio.blogspot.com aunque sean gratuitos. Nadie pagaría por un contenido que haya sido publicado en ese tipo de webs.

Valora el hacer una pequeña inversión para subir tus cursos online o plantéate el comenzar utilizando otras plataformas.

10. Plataformas para cursos online

Hay muchas plataformas donde los creadores de cursos suben sus contenidos y los usuarios los adquieren directamente ahí. Son un buen reclamo si estás empezando en esto y quieres comenzar a ganar dinero con tu curso.

Algunas como Domestika, Udemy o Coursera son las más utilizadas y demandadas a nivel mundial.

Las ventajas de utilizarlas es la rápida captación de público y de promoción interna ante una gran cantidad de público. En su contra, tendrás que tener en cuenta las comisiones que se quedan por dejarte publicar tu curso online.

Como ves, siguiendo una serie de pasos y analizando bien cada uno de ellos, crear tu curso online es muy sencillo. Si tuviéramos que sumar un paso extra a toda esta guía sería el medir los resultados y errores cometidos para ir corrigiendo.

Además, revisa el contenido cada cierto tiempo y actualízalo. Aunque sea una buena forma de generar ingresos pasivos, no puede quedar obsoleto.